¿Qué técnicas de lluvia de ideas debes utilizar para atacar tu próximo reto de innovación?

Email

Mattimore Bryan, consultor de innovación presenta los «super seven», técnicas que son fáciles de aprender, flexibles para adaptarse a diferentes tipos de retos creativos y son lo suficientemente variados para ofrecer diferentes tipos de ideas.

Aquí les presentamos tres de estas técnicas creativas:

• Cuestionar supuestos: Para utilizar esta técnica, Mattimore recomienda primero decidir cómo encuadrar el desafío creativo. A continuación, generar 20-30 supuestos, verdaderos o falsos, para resolver el problema/desafío. Después elige varios de estos supuestos y utilízalos como idea base para empezar a generar nuevas ideas. Asegúrate de considerar todos los aspectos de tu negocio, incluyendo las creencias del consumidor o cliente, fabricación, materiales, precios, distribución y posicionamiento del producto.

• Oportunidad de redefinición: En esta técnica en primer lugar se debe crear una declaración que defina claramente tu objetivo.

A continuación, selecciona tres palabras interesantes y genera alternativas creativas para cada una de ellas. Mattimore recomienda el uso de palabras que representan la 5W y H – quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo. Una vez que hayas generado tus tres listas de palabras alternativas, colócalas en una tabla, con las palabras originales en la parte superior de cada columna y las alternativas que tienes dispuestas debajo en columnas.

Por último, redefine la oportunidad, seleccionando una palabra de cada columna al azar, conectándola a la declaración de oportunidad original y crea nuevas variaciones de la misma.

• Deseos: Para esta técnica de ideación, se empieza por pedir lo imposible y luego se da una lluvia de ideas para hacerlo. El primer paso es hacer tus deseos tangibles: trabaja con tu equipo para generar de 20 a 30 deseos sobre tu negocio y deja volar tu imaginación – la más loca de las ideas, es la mejor. No limites tu pensamiento en absoluto.

A continuación, céntrate en varios de estos deseos imposibles y utilízalos como estímulos creativos para generar ideas nuevas pero más realistas. Mattimore recomienda que tu equipo piense en el problema desde perspectivas diferentes.

Por tanto, vemos que estos “Super seven” sirven para aportar diferentes tipos de ideas. Se trata de métodos de aportación de ideas muy creativos y originales que generan múltiples innovaciones.

Fuente imagen destacada: morguefile.com

Esta entrada fue publicada en Creatividad, Emprendedores, Innovación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *