Creatividad: ¿De qué se compone?

Email

creatividadLas empresas actuales se encuentran en una constante búsqueda para atraer y potenciar la creatividad en sus organizaciones, al conocerse lo beneficiosa que resulta una cultura y un clima creativo para la innovación empresarial y, en consecuencia, para la sostenibilidad a largo plazo.

La creatividad se entiende como un proceso de desarrollo y expresión de nuevas ideas para resolver problemas o satisfacer necesidades. Por tanto, se puede definir como un proceso orientado a unos objetivos de producción de innovaciones.

Pero no basta con conocer qué es la creatividad para adquirir un conocimiento profundo de la misma. Es necesario descomponer el concepto en los elementos que lo forman, de cara a una mejor implementación de la creatividad en la organización. Teresa Amabile, profesora de la Universidad de Harvard, describe la creatividad como la confluencia de tres componentes concretos, los cuales son:

  • Motivación intrínseca: un afán interno por resolver problemas conducirá siempre a soluciones más creativas que las recompensas externas, como puede ser el dinero. Por tanto, uno de los componentes de la creatividad siempre será esa motivación interna de la persona que le hace querer buscar ideas y soluciones nuevas e innovadoras ante problemas ya existentes.
  • Conocimientos relativos al dominio o experiencia: el conocimiento de procedimientos e intelectual sobre la materia resulta indispensable si se quiere ser creativo, sea cual sea el campo en el que se pretenda innovar.
  • Procesos relativos a la creatividad de habilidades del pensamiento: las dotes de pensamiento creativo de cada persona determinan con qué flexibilidad e imaginación hace frente a los problemas. Así, la perseverancia, o una influencia excesiva de las percepciones y conceptos prefijados a la hora de idear soluciones serán frenos a la creatividad, mientras que una mente abierta y libre de clichés propiciará el desarrollo de soluciones e ideas creativas.

Así pues, se hace precisa la búsqueda de personas con una motivación interna fuerte para con un determinado proyecto, con un pensamiento que favorezca la creatividad, y que por supuesto tengan conocimientos técnicos en la materia para enfocar adecuadamente esa creatividad.


Esta entrada fue publicada en Creatividad, Innovación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *