¿Qué es la innovación estratégica?

Email

innovación estrategicaHoy en día, las empresas encuentran ante sí un entorno cada vez más cambiante, en constante evolución, caracterizado por una creciente y feroz competitividad. La saturación de los mercados  y las inclemencias de la crisis económica han hecho que la clave de éxito de aquellas empresas que siguen al pie del cañón, pese a la situación del mercado, no sea otra que la innovación.

A su vez, las empresas necesitan cada vez más contar con un flujo de nuevas estrategias dinámicas que les permita combinar sus recursos y energías de modo que éstos se pongan al servicio de la innovación continua. Es en este nuevo contexto empresarial en el que aparece la innovación estratégica.

La innovación estratégica, desde el punto de vista de las organizaciones, se define como la necesidad de gestionar el cambio dentro de las empresas con el objetivo de poder adaptarlas a los nuevos entornos de competitividad creciente. Como resultado de la misma, han surgido nuevos métodos de gestión empresarial, así como todo un abanico enorme de instrumentos cuya finalidad no es otra que gestionar de forma estratégica la innovación.

Vemos, por tanto, que la innovación estratégica es la consideración de la innovación como un proceso empresarial el cual precisa ser gestionado desde una perspectiva estratégica, lo que se traduce en la necesidad de establecer una estrategia a la innovación que la guíe con el fin de que la empresa pueda adquirir ventajas competitivas y que a su vez cree valor para la propia empresa, así como para sus clientes.

En conclusión, la aparición del concepto de innovación estratégica responde a la necesidad creciente que tienen las empresas de gestionar la innovación ya no como una actividad empresarial aislada y focalizada en el departamento de I+D, sino como un todo que engloba e implica al conjunto de la organización, que debe ser gestionado desde un nivel estratégico que guíe las actuaciones de innovación que se desarrollen transversalmente, esto es mediante la colaboración e implicación de todos los departamentos y áreas de la organización.

Esta entrada fue publicada en Innovación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *