¿Los ejecutivos deben ser artistas?

Email

Hoy en día se ha puesto de moda el término “Think out of the box”  como promotor para la innovación, sin embargo para promover la creatividad necesaria para la innovación se debe ir más lejos y “Pensar fuera del canvas”.

En un entorno complejo como el actual, los problemas no pueden ser resueltos con respuestas rutinarias, la creatividad es imprescindible para añadir valor a la organización y los ejecutivos deben entender los conceptos principales de la creatividad. Jörg Reckhenrich, Martin Kupp y Jamie Anderson en su artículo publicado por la Harvard Business Review explicaron estos principios y subrayaron el rol crítico que la inspiración, intuición e imaginación deben tener.

No toda la creatividad hace referencia a habilidades visuales o de escritura, cada cual debe descubrir y promover su actividad creativa latente. En el artículo se destacaron estos 3 conceptos característicos de la creatividad:

ejecutivos creativosCreatividad personal: la mayor parte de nuestros pensamientos son rutinarios, del día al día. Por eso, la creatividad personal hace referencia a la forma de pensar activamente. Hay tres niveles de pensamiento activo.

  • Inspiración: momento en el que algo nuevo nos viene a la mente. Es el momento en que hacemos “Clic”. Las empresas pueden potenciarlo promoviendo las ideas y estando abiertas de mente.
  • Intuición: cuando se siente y se cree en la calidad de la idea. Las empresas deben favorecer que sus empleados expliquen sus dudas y sentimientos respecto la idea.
  • Imaginación: corresponde a la visualización y deseos sobre los futuros pasos. Permite pensar en el resultado final y hacerlo visible ya que le da a la idea una imagen concreta y la fuerza necesaria para ser comunicada.

Proceso de la creatividad: todos los proyectos artísticos están comprendidos entre los dos polos: la estructura, que  hace referencia a la forma, organización, pensamiento racional,… y el movimiento relacionado con la actividad, energía e intuición pero también con el desorden y el caos.
Los ejecutivos, durante el desarrollo de ideas, cuando se crea el caos y la incertidumbre, deben saber estructurarla y poner orden para crear valor para la empresa.

Pensamiento colectivo: las ideas se enriquecen cuando cada miembro del equipo proporciona su punto de vista sobre ellas, comentando de forma respetuosa todas las posibles alternativas ya que es la diversidad la que añade valor.

A pesar de la creciente importancia de los métodos analíticos, para resolver los problemas de la empresa los empresarios necesitan conocer el rol crítico de la inspiración, la intuición y la imaginación ya que continúa siendo imprescindible la creatividad.

Esta entrada fue publicada en Creatividad, Innovación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *