¿Por qué fallan los programas de liderazgo?

Email

Alguna vez ha tenido que asistir a un programa de liderazgo?, ¿qué ha aprendido realmente?, ¿ha resultado ser una experiencia reveladora o, más bien, un programa del que ha aprendido cosas interesantes y útiles pero que no aplica a la práctica?

La experiencia demuestra que, a pesar del elevado gasto que supone para las empresas la formación de líderes mediante programas de desarrollo del liderazgo y las habilidades directivas, los resultados no acostumbran a compensar la inversión. Pero, ¿dónde está el fallo?

El objetivo principal de un programa de desarrollo del liderazgo es provocar un cambio de comportamiento en el individuo. Más allá de la comunicación y la gestión de personas y recursos, la esencia del liderazgo se encuentra en el coraje emocional de la persona. Un coraje que implica hablar cuando el resto está en silencio, actuar productivamente a la oposición política sin perder el foco (a pesar de que ésta en ocasiones pueda esconder mala fe) o mantener el control frente a situaciones de incomodidad, como el enfado de un trabajador, sin ponerse a la defensiva.

Actualmente, los programas de liderazgo se centran principalmente en la enseñanza de técnicas para la comunicación efectiva, así como dinámicas para enseñar a construir equipo (team building) y herramientas para la gestión de la motivación. Sin embargo, ¿qué elemento, de los anteriormente mencionados, enseña al líder a tener coraje emocional?

Este es, principalmente, el reto al que se enfrentan los programas de liderazgo: deben permitir al usuario hacer uso de su coraje emocional para entrenarlo, afinarlo y, finalmente, aplicarlo en la organización.

Para ello, el autor de 18 minutes Find Your Focus, Master Distraction, and Get The Right Things Done, propone dos situaciones que funcionan. La primera de ellas consiste en integrar el liderazgo dentro del trabajo mismo y, en segundo lugar, propone la enseñanza del liderazgo de modo que se requiera el coraje emocional.

La integración del programa de liderazgo dentro de la organización hace que sea el ambiente perfecto para desarrollar las habilidades directivas. De algún modo tal hecho provoca que todos los individuos de ésta se vean implicados implícitamente en la formación y el potencial cambio del “superior”. Aunque cabe decir que las consecuencias de cometer un error grave durante este periodo de aprendizaje pueden ser peores que si el error se hubiese cometido en otro entorno.

Por otra parte, el autor sugiere que para enseñar el liderazgo de modo que se requiera la aplicación del coraje emocional, los programas de liderazgo deben deshacerse del paradigma de crear un clima confortable para el aprendizaje y pasar a poner a los potenciales líderes en situaciones incómodas donde tengan que hacer uso del elemento clave del liderazgo. Se explica que una manera de incomodar a los usuarios, por ejemplo, es eligiendo a uno de los participantes al azar para que le de feedback a otro de los participantes, cara a cara y delante de todo el grupo. Poner a alguien bajo ese nivel de presión es alentarlo a hacer uso y mostrar su coraje emocional para poder cumplir su cometido.

En conclusión, si usted está pensando en formar a su próxima generación de directivos de la empresa es aconsejable, antes de contratar al equipo encargado de la formación, cerciorarse de que el plan de formación resulta realmente efectivo para el participante. Para ello deberá confirmar que el programa incluye actividades que obligan al usuario a salir de su zona de confort, así como investigar si el resto de empresas que contrataron sus servicios han percibido un cambio notable en el comportamiento de sus directivos que han cursado el programa.

En Innovation Factory™ Institute entendemos la importancia del líder y el rol que debe tomar y lo hemos relacionada creando cursos de liderazgo. Para ello te invitamos a consultar los siguientes cursos:

El liderazgo innovador
Liderazgo y gestión de equipos
Cómo crear un clima para la innovación

Estos cursos te permitirán aprender acerca del liderazgo y sus prácticas. Estos cursos están adecuados a las necesidades actuales de las empresas y proporcionan herramientas que luego los profesionales podrán utilizar en sus puestos de trabajo. ¡Te invitamos a darle un vistazo a nuestros cursos sobre liderazgo y sobre cambios organizativos!

Esta entrada fue publicada en Liderazgo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Por qué fallan los programas de liderazgo?

  1. El team building enseña la importancia del valor de cada integrante para la solución de retos, ademas coordinación y liderazgo lo que crea un ambiente de respeto logrando así un equipo eficaz y productivo.

  2. Los quiero felicitar por este blog, encuentro muy util la información presentado, me gusto el orden y la forma como se abordaron lso temas. En la practica los team building y dinamicas para integración laboral ayudan mucho para que los equipos se fortalezcan y den mejores resultados al estar integrados y bien motivados. Gracias!

  3. Javier U dijo:

    Estamos de acuerdo en que estos programas presenciales son los apropiados para provocar un cambio de actitud. ¿Pero qué pasa con los que no podemos asistir? ¿Qué alternativas hay para quienes viven en otros estados o en otro país? La Universidad Autónoma de México tiene un programa de liderazgo en Coursera, ¿qué opinan de esto? Para quienes vivimos en ciudades en donde no hay programas como éste, es una alternativa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *