Emprendedores, ¿hay vida después del fracaso?

Email

En España, por cultura, no se está acostumbrado a ver el fracaso como algo positivo como ocurre en otros países como EEUU o China. Aquí si fracasas ya llevas el estigma de ser un “burro”, además siempre estará el típico listillo del lugar, que sabe más que nadie, que siempre te lo recordará apostillando “yo ya te lo dije”. En cambio, si tienes éxito, en vez de alegrarnos estamos esperando a que te vaya mal para celebrarlo. Así es, España es el único país en el que en vez de ayudarnos entre nosotros, nos ponemos la zancadilla. Por tanto, requisito fundamental para que el fracaso deje de ser tabú es cambiar nuestra cultura o por lo menos intentarlo.

Parece que poco a poco las cosas están cambiando. Cada vez hay más personas que, aunque hayan fracasado en algún momento de sus vidas, no se cierran a emprender nuevos proyectos. Ellos son de la lógica opinión de que por fracasar no eres un cero a la izquierda, sino que gracias a el fracaso vivido han aprendido una lección fundamental: no volver a hacerlo de la misma forma. Por tanto, del fracaso se adquiere conocimiento y si no que se lo pregunten a Thomas Edison, que descubrió 999 maneras de no hacer una bombilla. A parte de la lección personal que aprenden, parece ser que desde las altas instancias, gobierno, también están poniendo de su parte por no estigmatizar el fracaso. Mediante esta nueva ley de Emprendedores éstos tendrán facilidades legales en el caso de que el proyecto emprendido no funcionara.

Por tanto, se acabó eso de ver el fracaso como algo denigrante para el que lo sufre. El fracaso hay que tomarlo como una lección que te da la vida. Gracias a ello te permite analizarlo profundamente, es decir, gracias a fracasar aprendemos conocimiento. Como diría el refranero español “no hay mal que por bien no venga”. Mediante ciertas herramientas se puede sacar conclusiones positivas para próximos proyectos.

En este contexto, todo emprendedor ha de analizar bien su fracaso si quiere sacar unas buenas conclusiones sobre este. Una vez fracases te puedes servir de diferentes herramientas para evaluarlo, necesitas averiguar cuáles han sido las causas que provocaron tu fracaso. Es necesario que una vez evalúes el porqué de tu fracaso lo hagas siendo muy autocrítico contigo mismo. Una vez definidas las causas del fracaso, es decir, lo que ha fallado del proyecto, debes pensar en aquellos aspectos que podrían haber mitigado tu riesgo de fracaso. Todo emprendedor debe realizar un profundo análisis tras un fracaso, es la única manera de extraer información relevante para el futuro. Una vez realizada esta ardua autocrítica, el emprendedor ya está capacitado emocionalmente para emprender otro proyecto.

Finalmente, para responder al título decir que: “¡Emprendedores, tras un fracaso siempre hay vida!”. Todo emprendedor debe asumir el fracaso desde una perspectiva positiva. Si lo hace así tendrá mucho ganado de cara al futuro. Uno siempre se ha de levantar tantas veces como caiga al suelo. El futuro está en el fracaso, todo fracaso es siempre llave del éxito a posteriori.

En Innovation Factory™ Institute entendemos la importancia de la emprendeduría y de la innovación; y para ello hemos creado cursos de innovación y creatividad, y las razones de su utilidad en las empresas hoy en día. Para ello, te invitamos a consultar los siguientes cursos:

Inmersión en innovación y creatividad para la dirección de la empresa
El fracaso desde una perspectiva positiva
Emprendeduría de pymes y grandes empresas

Dichos cursos permiten aprender sobre la capacidad de desarrollar la emprendeduría, y sobre ver el fracaso de una manera distinta al pasado. Estos cursos están adecuados a las necesidades actuales de las empresas, dotándolos de las herramientas que luego los profesionales podrán utilizar en sus puestos de trabajo y desde cualquier área de la organización para ser más creativos e innovadores.

Y si quieres tener más información acerca de Innovation Factory™ Institute haz clic aquí.

 

Esta entrada fue publicada en Emprendedores y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *