Formación y Coaching: The GROW model

Email

Actualmente el término coaching parece estar en boca de todos. La estructura empresarial ha sabido hacer suya esta enseñanza y cada vez son más los profesionales de diferentes sectores que recurren a esta alternativa para mejorar su desempeño.

El coaching es aquella actividad en la que el coach o mentor ayuda al equipo de una empresa a resolver sus problemas, tomar mejores decisiones, aprender nuevas habilidades y progresar en su puesto o carrera profesional.

Los coaches tienen como objetivo ayudar a que el líder desarrolle aquellas competencias necesarias para su puesto de trabajo, aprenda a confiar en sus instintos y en conjunto, mejore la actuación del equipo de una empresa.

Uno de los modelos más extendidos por el sector es el GROW Model (Goal, Current Reality, Options y Will). Este modelo, que fue creado por Graham Alexander y difundido por John Whitmore, está ampliamente afianzado en la Escuela Europea de coaching y presente en un gran número de organizaciones que lo han implantado como herramienta de liderazgo. El modelo constituye un poderoso marco para estructurar una sesión de coaching.

Primero, se define el objetivo (Goal). El coach ayuda al equipo a determinar la dirección por la que se quiere seguir. Se establecen diferentes tipos de meta: meta final, metas de desempeño o intermedias y metas de proceso. El objetivo que se quiere alcanzar ha de ser específico, mesurable y realístico.

A continuación, se ha de valorar la situación en la que la empresa se encuentra. Se ha de describir la realidad actual (Current reality) porque va a ser la pieza clave que nos indique el siguiente paso a seguir. Es un paso importante pues si no determinamos correctamente el punto de salida olvidaremos información importante para resolver efectivamente el problema. En esta fase, se realizan preguntas que apuntan a los hechos y que ayudan a pensar.

Posteriormente, cada persona del equipo ha de expresar su opinión al respecto. Se ha de generar las máximas ideas posibles y así tendremos diversas opciones (options) a evaluar sobre cómo resolver el problema.

Finalmente, examinando los últimos dos puntos el equipo debería de tener una idea sobre cómo establecer la voluntad (Will) para alcanzar su objetivo. Es la fase de desarrollar el plan de acción, en la que se pregunta por la opción seleccionada y también por el cómo, el cuándo, el dónde, con quién, los obstáculos posibles, los apoyos, etc. (What, When, Who, Where).

Para John Whitmore “El buen Coaching consiste en liberar el potencial de una persona, para incrementar al máximo su desempeño”. Por eso, Whitmore cree que un coach debe ser capaz de ver a las personas no como son sino como pueden llegar a ser.

Fuente imagen destacada: morguefile.com

Esta entrada fue publicada en Formación y coaching, Liderazgo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *