¿Solucionas los problemas adecuados?

Email

En la actualidad, muchas organizaciones no prestan la atención necesaria a la resolución de sus problemas. Las empresas y los emprendedores no son lo suficientemente rigurosos al definir los problemas que están intentando resolver y esto les puede llevar a tomar decisiones erróneas. No resolver los problemas adecuados puede menguar los recursos y esfuerzos destinados a la innovación.

Dwayne Spradlin, presidente y CEO de innoCentive, una compañía que se encarga de conectar empresas con problemas en una multitud de campos, explicó en un artículo para la Harvard Business Review los cuatro pasos necesarios para definir un problema con el rigor necesario para no perder oportunidades y poder solucionar el mismo. Estas 4 fases son las siguientes:

  • solucionar_problemasEstablecer la necesidad para la que necesitamos una solución:

Consiste en articular el problema de la forma más simple posible. Así, se aclarará la importancia de la cuestión y ayuda a asegurar los recursos necesarios para hacerle frente. Este marco inicial responde a tres preguntas:

– ¿Cuál es la necesidad básica? La respuesta debe centrarse en el problema de forma concisa y no en la búsqueda de soluciones.

– ¿Cuál es el resultado deseado? Definir el resultado esperado sin mostrar preferencias por ninguna solución.

– ¿Quién se beneficia y por qué? Identificar los potenciales consumidores y beneficiarios.

  • Justifica la necesidad:

Nos sirve para averiguar el porqué nuestra organización debe intentar resolver ese problema. Nos preguntamos pues:

– ¿El esfuerzo que debe realizar la empresa está alineado con su estrategia de negocio? Es decir, ¿satisfacer esta necesidad responde a los objetivos de la compañía?

– ¿Cuáles son los beneficios para la compañía?, ¿cómo los mesuramos?

– ¿Cómo aseguramos que se implanta una solución? Alguien de la organización debe hacerse responsable de sacar adelante la solución. Es importante hablar de los recursos que requerirá la solución.

  • Contextualizar el problema: 

Consiste en examinar los esfuerzos hechos en el pasado para encontrar una solución, permitiendo así ahorrar tiempo, recursos y generar ideas innovadoras. Una buena definición del problema nos puede acercar a una solución rompedora. Las preguntas que se deberían realizar en esta etapa son:

– ¿Qué enfoques se han utilizado anteriormente? Así, no solamente identificamos si nos sirve alguna solución del pasado sino que vemos las que no han funcionado para no volverlas a utilizar ya que conducirían al fracaso.

– ¿Qué soluciones han probado los otros?

– ¿Cuáles son las restricciones internas y externas de implantar una solución? Ahora que tienes una mejor idea de lo que quieres, puedes profundizar en la búsqueda de los recursos necesarios y en el compromiso de la organización.

  • Escribir el enunciado del problema:

En esta descripción completa del problema y de los requisitos que la solución necesita, se concentra todo lo que la empresa ha aprendido en los pasos anteriores. Es importante enunciar el problema porque, muchas veces, la solución a problemas complejos en una industria proviene de otros sectores. Algunas de las preguntas útiles en este paso son las siguientes:

– ¿Es el problema en realidad un conglomerado de problemas?
– ¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir una solución?
– ¿Cuáles son los incentivos necesarios para los solucionadores?
– ¿Cómo serán evaluadas las soluciones y mesurado el éxito?

Definiendo rigurosamente el problema a afrontar, aumentan las probabilidades de éxito a la hora de resolverlo.  Tal como dijo Albert Einsteing, “Si me dieses una hora para salvar el planeta, me pasaría 59 minutos definiendo el problema y 1 resolviéndolo”.

Esta entrada fue publicada en Innovación. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Solucionas los problemas adecuados?

  1. Este artigo nos ensina passo a passo com diagnosticar um problema da organização, como examiná-lo. como dimensionar a solução.
    Excelente e gostaria de acrescentar que fossem ouvidas representantes de toda empresa. De onde menos se espera surge um insight. Usar o brainstorm com os vários representantes dos sub-sistemas. Sugiro que sejam ouvidos colaboradores das mais elevadas hierarquias até as mais simples.
    Teria muito para escrever. Achei muito bom o Instituto INOVADOR não desprezar as experiência passadas.
    Feliz 2014 para todos os colaboradores do Instituto Fator de Inovação.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *