¿Qué metodología de Innovación es la más adecuada para mi empresa?

Email

A lo largo de los últimos años han surgido múltiples metodologías de innovación (entendiendo como metodología el conjunto de métodos utilizados para impulsar y gestionar los incentivos de la innovación).

El pasado 2016 estuvimos haciendo un cribado de las principales metodologías de innovación que más se utilizan en el mundo empresarial y tras encontrar más de 70 distintas metodologías de Innovación clasificamos las 12 principales.  Por petición de nuestros lectores vamos a explicarlas brevemente (en orden alfabético):

  • Metodologías de Innovación

    Metodologías de Innovación

    Metodologías Agile: buscan satisfacer al cliente mediante la entrega temprana y continua de software con valor, por ello su principal característica es realizar entregas rápidas y continuas. El proyecto se divide en distintas partes para que cada una de ellas se complete y entregue en pocas semanas. De este modo, si una parte requiere una modificación, sólo afectaría a esta pequeña parte. Adicionalmente se crean equipos pluridisciplinares que trabajan juntos durante todo el proceso para no perder el enfoque del mercado.

  • Co-creación de valor: busca la creación de valor mediante un acercamiento y una apertura del diálogo tanto con los clientes como con los empleados y proveedores para hacerlos partícipes en la definición de sus interacciones con la empresa. La Co-creación es diseñar conjuntamente entre la empresa y otras partes relacionadas de forma que se crea un mayor valor mutuo. Esta metodología consigue romper el paradigma y las empresas se involucran en un proceso de democratización y descentralización de los procesos de creación de valor, moviéndolos del centro interno de la organización hacia las interacciones de la empresa con terceros (clientes, proveedores, empleados, etc.) y las experiencias de los mismos en dichos puntos de contacto. Las empresas deben dejar de ver al individuo como un receptor pasivo e involucrarlo activamente en la definición y entrega de valor, (artículo relacionado ‘Las alianzas estratégicas y la creación de valor compartido’).
  • Deep-dive o inmersión profunda: es el nombre de una técnica utilizada por la empresa IDEO para sumergir rápidamente a un grupo o equipo en una situación de resolución de problemas o creación de ideas. Este enfoque se utiliza a menudo para el desarrollo de productos o procesos de lluvia de ideas. La metodología Deep-Dive se utiliza cada vez más para la innovación no sólo en el desarrollo de productos, sino también en la mejora de procesos y las estrategias de servicio al cliente.
  • Design thinking o pensamiento de diseño: es de la que más oímos hablar en los últimos tiempos por la rapidez de su lanzamiento y su puesta en práctica por equipos de profesionales. En esta metodología primero se define el problema y luego se implementan las soluciones, siempre con las necesidades de los usuarios/clientes en el núcleo del concepto de desarrollo. Este proceso se centra en la necesidad de encontrar, entender, crear, pensar y hacer. El proceso de diseño de pensamiento implica 5 pasos: empatía, definir, idear, prototipar y probar, (artículos relacionados: ‘Qué es el design thinking’, ‘¿Se puede aplicar el design thinking al sector servicios?’).
  • Lean Thinking o pensamiento lean: se podría definir como la búsqueda continua de más valor para el cliente con menos “desperdicio”, eliminando todo aquello del proceso que no aporta valor (lean es una palabra inglesa utilizada aquí en su acepción de ‘magro’, sin grasa). El pensamiento lean se compone de 5 principios magros: especificar el valor para el cliente, identificar la cadena de procesos que aportan valor en cada servicio, buscar que el servicio fluya a través de los pasos que crean valor eliminando el desperdicio, permitir que el cliente utilice el servicio cuando lo necesite (crear un sistema pull) y gestionar hasta la perfección, esto es, que el número de pasos y la cantidad de tiempo e información necesarios para llegar al cliente vaya disminuyendo continuamente. Por lo tanto, es fundamental definir claramente el valor de un producto o servicio específico desde la perspectiva del cliente final, de manera que todas las actividades sin valor – o residuos – puedan ser objeto de eliminarse paso a paso.
  • Lean Startup: metodología propuesta en 2008 por Eric Ries y basada en el ‘Lean Manufacturing’ de Toyota (la filosofía de producción ajustada desarrollada en los 80s por los fabricantes de coches japoneses) que permite reducir el riesgo a la hora de lanzar un producto o servicio innovador al mercado pues adapta el método ‘lean manufacturing’ al desarrollo de las tareas propias de una start-up y utiliza como medida de progreso el concepto de aprendizaje validado. El principio es bastante sencillo, todo parte de una idea que se tiene que validar en el mercado, entonces se crea un prototipo, un producto mínimo viable para lanzarlo cuanto antes al mercado, el objetivo es poder medir los resultados para poder aprender, insistir en lo que funciona o pivotar e incluso abandonar en lo que no funciona, (artículos relacionados: ‘Get up and Start up’, ‘¿Cuál es el momento ideal para pivotar tu negocio?’).
  • Open Innovation o innovación abierta: consiste en una nueva estrategia de innovación bajo la cual las empresas salen de su zona de confort y se abren al mundo. Se caracteriza por la colaboración con profesionales externos y la combinación de los conocimientos internos y externos para llevar a cabo proyectos de I+D+i. Tal como la definió Chesbrough et al. (2006) puede quedar definida como “El uso intencionado de las entradas y salidas de conocimiento para acelerar la innovación interna, y ampliar los mercados para el uso externo de la innovación, respectivamente”. Esto sugiere que la Open Innovation consiste principalmente en dos actividades, dotar a la compañía de conocimiento exterior y llevar el propio conocimiento interno de la compañía al exterior, (artículos relacionados: ‘La open innovation, cómo se pone en práctica’, ‘Open Innovation, una nueva forma de crear innovación’).
  • Project Management: fundada en 1969 por el Project Management Institute con el objetivo de establecer los estándares de la dirección de proyectos. Tras más de 4 décadas las investigaciones demuestran que las empresas que aplican con éxito un proceso estructurado de gestión de proyectos reducen el riesgo en el proceso empresarial e incrementan sus resultados de innovación. El proceso como tal está compuesto por todas aquellas actividades interrelacionadas que deben ejecutarse para poder obtener el producto o prestar el servicio y se estructura en 5 pasos: inicio, planificación, ejecución, supervisión y control y cierre. Utilizar esta metodología es de gran ayuda para la gestión de proyectos innovadores con alto grado de complejidad, incertidumbre, elevados presupuestos, etc.
  • Scenario planning o planificación de escenarios: es una metodología de planificación estratégica que utilizan las organizaciones para hacer flexible la planificación a largo plazo. Mediante la identificación de tendencias claves, se construyen escenarios con el propósito de mejorar el proceso de toma de decisiones y reducir el riego en las organizaciones. Los escenarios son posibles alternativas de futuro en los que poder tomar decisiones. Los buenos escenarios tienen giros y vueltas que muestran cómo el ambiente puede cambiar con el tiempo. Un buen conjunto de escenarios contendrá de dos a cinco narraciones diferentes. Cada escenario debe contener suficiente detalle para evaluar la probabilidad de éxito o fracaso de diferentes opciones estratégicas. El uso de la planificación por escenarios tiene beneficios en dos vías: algunas de las decisiones claves pueden llevarse a un campo operacional y se reduce el riesgo al ignorar los pequeños cambios dentro de la organización.
  • Six Sigma: en muchas organizaciones simplemente significa una medida de calidad que se esfuerza por la perfección cercana. No obstante, ‘Six Sigma’ es una metodología basada en datos para llevar a la calidad hasta niveles próximos a la perfección. Estos datos están rigurosamente medidos y analizados, para identificar las fuentes de error (causas raíces de un problema) y las formas de eliminarlas generando mayor satisfacción del cliente y ahorros económicos Entre sus principios destacan el enfoque al cliente, centrado en los procesos y la “lucha” contra la variación entre otros. El método aplicado, que se denomina DMAMC (Definir, Medir, Analizar, Mejorar, Controlar), consiste en la aplicación, proyecto a proyecto, de un proceso estructurado en cinco fases (DMAMC) y la utilización de herramientas estadísticas, además de dispositivos que observan las variables de los procesos y sus relaciones, que ayudan a gestionar sus características.
  • Technology roadmapping o itinerarios tecnológicos: son una herramienta de planificación de proyectos a medio/largo plazo de gran utilidad para cualquier tipo de empresas. Los “Roadmaps” comprenden múltiples aspectos a tener en cuenta en la prospectiva de innovación de la empresa y su desarrollo en un periodo temporal, tales como oportunidades de nuevos productos o variación de los ya existentes, comercialización, nuevos mercados, competidores, capacidades y habilidades, debilidades, explotación de resultados, hitos… Crea un plan que combina objetivos a corto y largo plazo con soluciones tecnológicas específicas. La hoja de ruta tecnológica se puede aplicar a un nuevo producto o proceso, o a una tecnología emergente. La información básica de partida del Roadmap es el resultado de la investigación sobre los factores internos y externos de la empresa al realizarse preguntas tipo: ¿Quiénes somos en nuestro sector?  ¿Dónde queremos/podemos llegar?  ¿Quiénes son nuestros competidores? ¿De qué disponemos y de qué deberíamos disponer? Disponer de este itinerario pone en común el conjunto de necesidades del proyecto y las tecnologías necesarias para satisfacer aquellas, proporciona un mecanismo de ayuda a la previsión de evolución de la tecnología y crea un marco de coordinación del proyecto.
  • TRIZ, algoritmo ruso para ‘Teoría para Resolver Problemas de Inventiva’: es una metodología de resolución de problemas basada en la lógica, los datos y la investigación, no la intuición y está basada en el trabajo de Altshuller. Se basa en el conocimiento pasado y el ingenio de muchos miles de ingenieros para acelerar la capacidad del equipo del proyecto para resolver los problemas de forma creativa. Se parte de un problema específico del cual se abstraen sus aspectos esenciales, convirtiéndolo así en un problema abstracto. A continuación, se selecciona una solución abstracta preestablecida para dicho problema abstracto. Y, por último, se convierte la solución abstracta seleccionada en una solución específica para el problema específico original.

Existen muchas otras metodologías como Innovation Cycle (Avans), Human-Centered Design (IDEO), Double Diamon (Chu)…, utilizar una u otra dependerá de la fase en la que nos encontremos y de nuestro punto de partida. Si necesitamos velocidad podemos optar por una metodología Agile, si partimos de un problema podemos optar por la metodología Design Thinking, si necesitamos tomar decisiones de futuro nos decantaríamos por la metodología de Scenario Planning o bien por Technology Roadmap si lo que necesitamos es planificar proyectos a medio o largo plazo.

En Innovation FactoryTM Institute entendemos la importancia de las distintas metodologías de Innovación y por ello tenemos cursos donde se conocen y/o aplican distintas metodologías. ¡Te invitamos a darle un vistazo a nuestro listado de cursos sobre innovación!

Estos cursos te permitirán aplicar distintas metodologías de innovación y aprender más acerca de cómo entender al cliente, cómo co-crear valor, cómo afrontar y gestionar el nuevo entorno, así como el paradigma de la open innovation o como entender la relevancia de la integración de la innovación como uno de los objetivos de la organización. Estos cursos están adecuados a las necesidades actuales de las empresas y proporciona herramientas que luego los profesionales podrán utilizar en sus puestos de trabajo. ¡Te invitamos a darle un vistazo a nuestros cursos sobre innovación y creatividad!

Esta entrada fue publicada en Creatividad, Formación y coaching, Innovación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿Qué metodología de Innovación es la más adecuada para mi empresa?

  1. Matias dijo:

    Excelente resumen de las principales metodologías de innovación. Muchísimas gracias por el resumen, es muy clarificador el entender cuando utilizar una metodología u otra. Gracias por la aportación

  2. Francisco Jimenez dijo:

    Ya iba siendo hora que alguien mostrara un poco de luz a las metodologías existentes. Gracias por la claridad del post, me ha resultado muy útil e interesante

  3. Pedro Romero dijo:

    Se agradecen las aclaraciones de las distintas metodologías. Un poco de luz siempre va bien. Ya era un poco cansino que todo el mundo hablará de la misma metodología, es bueno que se compartan otras metodologías y que las empresas sepan que depende del lugar en que se encuentren debieran decantarse por una u otra metodología de Innovación. Saludos cordiales, Pedro

  4. Marta dijo:

    Clarificadoras, gracias por el post!!!
    Marta

  5. Jorge Enrique Martinez Duran dijo:

    En la actualidad las empresas y la vida misma nos exige innovar, que buen resumen y claridad sobre las metodologías que podemos aplicar. Gracias

  6. Diego Prada Torres dijo:

    Excelentes sus aportes de este y otros artículos.
    Gracias y continúen haciéndolo !!!! Los necesitamos!!!
    Gracias

  7. Luis Miguel González dijo:

    Excelente post, se ve con claridad el abanico de posibilidades que se pueden usar!

  8. Fanny Meneses dijo:

    Excelente información, definitivamente, innovador y completo gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *