¿Cómo puedo asegurar que mis clases online sean eficientes y se desarrollen en un entorno virtual?

Email

Con la llegada del COVID-19 todo se ha movido al mundo online, presentando un desafío para todos pero incluso mayor para los educadores: ¿cómo puedo asegurarme de que mis clases sean eficientes y se desarrollen en un entorno virtual? Con unos pocos y sencillos cambios, podemos hacer que las aulas virtuales sean más eficientes, productivas, atractivas y colaborativas, todo ello mientras aseguramos nuestra cordura y enfoque como educadores.

Rae Ringel, Brian Tarallo y Lauren Green, especialistas en formación online nos proponen que hagamos una analogía con el gimnasio (ahora cerrado) al que estemos acostumbrados a acudir para obtener consejos sobre cómo optimizar la enseñanza en línea y hacerla más agradable. Nos proponen que entrenemos a intervalos de alta intensidad: no sólo para el gimnasio. La idea de maximizar los resultados equilibrando los intervalos de rendimiento y descanso se basa en la teoría básica del bienestar humano. En “The Power of Full Engagement”, los autores Jim Loehr y Tony Schwartz hablan de la energía como un recurso, una moneda para el rendimiento. Loehr y Schwartz argumentan que es la maximización de la energía, y no del tiempo, lo que le dará la ventaja que necesita para rendir y renovarse. Si el equilibrio entre el descanso y el movimiento apoya a los cuerpos más sanos, también puede ayudar a nuestra concentración y atención mental. Intervalos cortos de un trabajo complejo o una tarea de aprendizaje, seguidos de descansos periódicos, aseguran que cuando volvemos a trabajar, estamos cognitivamente listos para dar nuestro mejor esfuerzo a nuestro trabajo.

En base a esto, ¿cómo pueden los educadores aplicar los beneficios de los entrenamientos a intervalos de alta intensidad a sus clases virtuales? Los autores proponen un proceso de cinco pasos.

1)     Entrar en la zona mental correcta

Las clases virtuales son diferentes a las presenciales, pero eso no significa que tengan que ser peores. Adoptar una mentalidad positiva es el primer y más importante paso para cambiar la forma de abordar las clases virtuales.

Para los estudiantes, necesitas ser un entrenador de apoyo. Una perspectiva positiva tiene un impacto a largo plazo en el logro de los objetivos de aprendizaje. Recompensa a los estudiantes con un choque de manos virtual. Invita a sus compañeros de clase a que se ofrezcan mutuamente comentarios de apreciación.

Y para el profesorado, ajusta tu mentalidad sobre lo que se puede hacer en una sesión de clase. Para ser realista, reduce a la mitad los resultados esperados y los objetivos de productividad. Si tienes cuatro resultados deseados para lograr en una clase presencial, planea lograr uno o dos virtualmente.

2)    Realizar sesiones de clase concisas y con propósito

Evita concentrar toda una semana de actividad en un día. Recuerda que cada actividad toma más tiempo en línea, mientras que la capacidad de atención de los estudiantes se reduce. La participación, no las presentaciones o conferencias, es la parte más importante de una sesión de clase. Las presentaciones son una entrega en un solo sentido, el equivalente a ver un video de YouTube o las noticias de la noche. Reserva el tiempo de la clase para el trabajo participativo que requiere una discusión colaborativa.

Para conferencias largas, considera enviar un video o podcast pregrabado. Esto permite a los estudiantes participar en el contenido cuando estén listos para escuchar atentamente. Luego, en la reunión en línea, podéis utilizar el tiempo discutiendo o trabajando con el material.

También se puede considerar la posibilidad de crear un aula inversa, en la que cada grupo pequeño aprende una parte diferente de la lección y la enseña a toda la clase. En otras palabras, piensa en la clase grande como varios módulos de grupos pequeños, y da a los estudiantes tanto tiempo como sea posible para poner sus manos (metafóricamente) en el contenido.

3)    Regular la actividad en intervalos cortos de tiempo 

Aborda el diseño de tu sesión de clase de la misma manera que diseñarías un programa de entrenamiento a intervalos de alta intensidad, en intervalos de ráfagas cortas como los que se muestran en la figura inferior. Evita las presentaciones que duren más de 10 o 15. Incluso una actividad ligera, como hacer preguntas a través de la función de chat de la plataforma en línea o hacer una encuesta rápida, es suficiente para mantener la atención.

Un modelo de muestra para una sesión de clase de 90 minutos, inspirado en el entrenamiento a intervalos (traducido de Harvard Business Publishing Education)

Favorece el trabajo en pequeños grupos y el aprendizaje experiencial siempre que sea posible. Si tienes una hora de clase, piensa en formas de dividirla en intervalos de presentación, participación, reflexión y trabajo y estudio individual silencioso, con el formador disponible para responder a cualquier pregunta que surja.

Varía las actividades que utilizas para presentar el contenido. Mezclarlo con vídeos atractivos y grupos de discusión es una buena alternativa. Experimenta con el uso de un espacio de trabajo compartido en línea, como un documento de Google o una pizarra tipo MURAL.

Divide una larga conferencia en trozos de 15 a 20 minutos. Entrega un pequeño trozo de contenido y luego pon a los estudiantes en grupos de discusión virtuales para discutir lo que aprendieron.

Se recomienda un descanso de cinco a diez minutos cada hora.

4)    Preparar el grupo para el éxito

Nadie quiere hacer un ejercicio que teme. Diseña tus sesiones para que sean aquellas a las que la gente quiera asistir. Agrega tiempo extra para que la gente se conecte antes de sumergirse en la siguiente actividad.

Y al igual que no hay un entrenamiento único para todos, cada persona tiene diferentes necesidades, períodos de atención y energía para participar en una clase en línea. Las sesiones de grupos pequeños dan a los extrovertidos el espacio para hablar de sus ideas. El tiempo para la reflexión individual da a los introvertidos el espacio para pensar en lo que les gustaría decir.

5)    Primero seguridad, calentamiento y enfriamiento para las transiciones

Para hacer ejercicio sin lesiones, debemos calentar, conocer nuestro equipamiento, enfriar y estirar. Para dirigir una clase virtual sin «lesiones», también debemos tomar algunas medidas para asegurar el bienestar de la clase. Esto podría significar la incorporación de acuerdos o reglas básicas por adelantado para proporcionar un espacio seguro para la colaboración. Algunos acuerdos importantes para las clases virtuales incluyen lo siguiente:

– Estar presente y eliminar las distracciones
– Muévete cuando no estés hablando
– Usa el chat y el levantamiento de manos virtual cuando quieras hablar

Piensa en un “rompehielos” como un calentamiento, algo que haces para ayudar a un grupo a prepararse para el trabajo duro. No se corre sin caminar primero. No levantas pesas sin estirarte primero. Un rompehielos virtual no sólo conecta al grupo y lo prepara para trabajar, sino que también les da a todos la oportunidad de jugar con la tecnología antes de comenzar una sesión. Incorpora “energizantes” antes de cada pieza de contenido grande, como una forma de calentar y mantener una combustión constante.

Enfriarse es tan importante como calentarse. En el trabajo con estudiantes en línea, esto significa tres cosas:

1) Resumir los objetivos de aprendizaje. Hoy, aprendimos…
2) Aclarar cualquier pregunta que quede. ¿Hay alguna parte de la lección de hoy que no haya quedado clara?
3) Anunciar el siguiente tema y cualquier tarea o examen que se vaya a realizar. La próxima vez, veremos…

Con el mundo en un constante estado de incertidumbre, es difícil encontrar cosas que podamos controlar. La forma en que pasamos y compartimos el tiempo en clase es algo que se puede moldear. Aplicar la fórmula de entrenamientos a intervalos de alta intensidad a las clases virtuales es una forma de encontrar nuestro equilibrio, centrarnos y rendir al máximo con las herramientas y recursos que tenemos.

En Innovation FactoryTM Institute entendemos la importancia de los 5 consejos y los tenemos en cuenta en nuestro catálogo de cursos. ¡Te invitamos a darle un vistazo a nuestro listado de cursos sobre innovación!

Estos cursos te permitirán aprender acerca de incorporar la creatividad a tu negocio, mediante una serie de técnicas que permiten hacer partícipe a toda la organización y, así, poder llegar a emprender y lanzar nuevas soluciones al mercado. Este curso está adecuado a las necesidades actuales de las empresas y proporciona herramientas que luego los profesionales podrán utilizar en sus puestos de trabajo. ¡Te invitamos a darle un vistazo a nuestros cursos sobre innovación y creatividad!

Esta entrada fue publicada en Creatividad, Formación y coaching, Innovación, RRHH y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *